domingo, 14 de diciembre de 2008

LAS PESADILLAS DE LOS MARINEROS


Monstruo marino


Un monstruo marino es el término usado para referirse a una hipotética criatura acuática desconocida para la ciencia; generalmente de grandes proporciones, de las cuales se dice han existidos supuestamente una infinidad de posibles avistamientos y testimonios en todo el mundo. A partir de su popularidad, se han formado cantidad de leyendas sobre varias de estas criaturas desde las épocas más antiguas.
Monstruos marinos más populares
Las hipotéticas criaturas llamadas popularmente monstruos marinos y que son los más conocidas en el mundo, serían los siguientes:
Champ: Críptido marino que se dice habitaría en el lago Champlain. Habría sido visto varias veces desde 1878 en este lago, que presenta una tranquila extensión de agua de 160 km de longitud, que une Vermont y Nueva York con Canadá. Los supuestos testigos lo describen como una criatura serpentiforme con tres gibas y dos grandes pliegues en la parte posterior de la cabeza.
Kraken: Monstruo marino mitológico escandinavo. Su descripción más popular es la de un enorme y terrible pulpo gigante, de múltiples tentáculos que le salían de la cabeza, y que hundía embarcaciones y devoraba a la tripulación. Actualmente se cree que estos relatos fueron invenciones a partir de encuentros reales con calamares gigantes, criaturas existentes, de los cuales se sabe muy poco.
Morgawr: También llamado el monstruo de Cornualles, es un críptido marino que se dice habitaría en la costa de Cornualles, Gran Bretaña, de la cual habría numerosos supuestos avistamientos durante 1975 y 1976, junto a Falmouth Bay. El 5 de marzo de 1976 fueron publicadas en el periódico Falmouth Packet dos fotografías de la bestia que, aunque llegaron a la redacción en forma anónima, pero que sólo mostraban una silueta. Posee cierto parecido con el monstruo del lago Ness.
Nessie: Críptido marino que se dice habitaría del lago Ness, en Escocia. Según todas las descripciones modernas de los supuestos testigos, el monstruo tiene un gran parecido con un plesiosaurio, reptil acuático prehistórico.
Nahuelito: Criptido marino que se dice habitaría en el lago Nahuel Huapi, cerca a San Carlos de Bariloche, Argentina. Extraño animal acuático que según las descripciones de los supuestos testigos, también tendría un gran parecido a un plesiosaurio.
Ogopogo: Críptido marino que se dice habitaría en el lago Okanagan, en la Colombia Británica, Canadá. Ya ha sido tema de dos libros y ha sido denominado "el Nessie de Norteamérica". Según los detalles que proporcionan los innumerables informes de los supuestos testigos, se trataría de una criatura grande y oscura, de piel lisa y negra, con un largo cuello y una joroba en la espalda.
Serpiente marina: Variedad de monstruos marinos mitológicos de cuerpo largo y serpentino. Sus leyendas parten desde la época antigua e igualmente se han convertido en un clásico en la criptozoología.
Leviatán: Criatura monstruosa que habitaba los mares en las historias semíticas.
Medusa gigante: Medusas de tamaños desproporcionados descritas por marineros de diversas épocas.


Apariciones


En noviembre de 1970 un cadáver putrefacto fue arrastrado por la corriente hasta la playa de Mann Hill, Massachusetts, Estados Unidos. El cuerpo pesaba entre 15 a 20 toneladas, y parecía presentar una estructura que se asemejaba a un cuello largo. A pesar que el cadáver fue despedazado por las tormentas, la mayoría de los científicos están seguros que se trataría solo del cadáver de un tiburón que adquirió esa forma al descomponerse algunas partes de su cuerpo, por lo cual daba la falsa impresión de que se trataba de otro animal.
El 25 de abril de 1977, el barco de arrastre japonés Zuiyo Maru izó a bordo los supuestos restos de un plesiosaurio, cerca de las costas de Nueva Zelanda. Debido al avanzado estado de descomposición del desconocido cadáver, el capitán, ordenó que luego de haberlo fotografiado, se tomasen las medidas y obtenido algunas muestras de tejido, fuese lanzado de nuevo al mar, temeroso de que hubiese podido contaminar su carga de pescado. Muchos barcos, después del suceso, buscaron el desconocido cuerpo que habían arrojado los japoneses, pero sin éxito. Sin embargo, en cuanto al origen del cadáver, igualmente los científicos también están seguros que se trataría de un tiburón, ya que no es extraño que los tiburones al descomponerse puedan adquirir estas formas. Prueba de ello, es que al ser analizadas las muestras que se tomaron en el barco, el bioquímico Dr. Shigeru Kilmora de la Universidad de Tokyo, descubrió que los tejidos contenían un tipo especial de proteína, conocida como elastodina, que sólo esta presente en los tiburones y no en los otros grupos animales a los que se les atribuían el origen del cadáver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada